Soy alcoholico?

El alcoholismo es considerado una enfermedad crónica por la O. M. S. (Organización Mundial de la Salud), ya que se encuentra entre las principales adicciones en los paí­ses desarrollados. Por otra parte, en los paí­ses subdesarrollados situados en el hemisferio occidental del planeta las bebidas alcohólicas comparten, junto con la nicotina, la categorí­a de drogas legales.

En el Medio Oriente, por ejemplo, la situación es muy distinta: existen leyes que prohí­ben el consumo de alcohol. Esto significa que si encuentran a una persona con una lata de cerveza, la condenan a cadena perpetua, mientras que si encuentran a alguien con 50 Kg. de explosivos, lo felicitan y le dicen que tiene asegurado un lugar en el paraí­so…

Cientí­ficos argentinos hicieron pruebas con monos para identificar y clasificar los efectos que produce el alcohol. A pesar de los increí­bles resultados alcanzados en distintas experiencias, se vieron obligados a abandonar sus investigaciones, ya que un mono, sometido a varias dosis de alcohol durante años, escapó del laboratorio€¦ y en la década del 90 llegó a ser presidente.

Sin embargo, la comunidad cientí­fica valora los descubrimientos que estos jóvenes han logrado en el campo de la mamologí­a (estudio de los efectos y estragos del alcohol).

Uno de los más importantes es la identificación de las distintas etapas de la borrachera. Hasta el dí­a de hoy, se medí­a el grado de ebriedad por la cantidad de alcohol en la sangre. Esta forma no revela el estado exacto de la persona , ya que cada individuo tiene un metabolismo, hábitos de consumo y un estado de deterioro del aparato digestivo diferentes. Por ejemplo: un ingeniero de sistemas se puede marear si toma una copa de vino, mientras que un joven de fuerte apache se toma dos litros de alcohol fino mezclado con jugo de naranja para ir a la bailanta «entonadito.´´

Está claro que el alcohol influye en la conducta de las personas. Por lo tanto es preciso detectar el grado de beodez, no midiendo la graduación de alcohol en la sangre, sino analizando su comportamiento ante distintos estí­mulos.

Estos son los distintos estadios en la escala de ebriedad:

Primer grado: Sonriente.
La persona se muestra sonriente sin tener motivo o razón. Todo le hace gracia, inclusive un discurso pre-electoral.

Segundo grado: Feliz.
Su vida es un carnaval. Baila sin música. Está dispuesto a disfrutar del momento aunque en ese mismo instante y lugar estén velando a un familiar.

Tercer grado: Conquistador infalible.
Se lanza a la conquista con todas sus armas, sin hacer diferencia de edad, de raza, de religión, de status social, de sexo, ni de género (humano-animal-vegetal).

Cuarto grado: Sentimental.
Afloran sus sentimientos más profundos. Inmerso en un éxtasis emocional, abraza y expresa el cariño y amor que tiene a sus amigos. Lo mismo hace con personas que conoció esa misma noche.

Quinto grado: Incoherente.
No hace falta ninguna aclaración

Sexto grado: Invisible.
Se pone a orinar en el medio de la calle, y dice: «Total no me ve nadie.´´

Séptimo grado: Volcado.
Punto máximo de ebriedad. Cuando el alma se da cuenta de que una gota más de alcohol puede llegar a matar al cuerpo, pulsa un botón interno de apagado, para evitar que éste tome otra copita. En estos casos: 1º) No intente despertar el cuerpo. El alma decidirá cuando hacerlo. Y 2º) Una vez que se despierte, no le pregunte acerca de lo que estuvo haciendo esa noche. Seguro que no se acuerda de nada.

En vista de las desgracias catastróficas que provoca el alcohol, debemos estar alerta para actuar rápidamente en caso de percibir algunos de los sí­ntomas exclusivos de esta enfermedad.

10 claves para saber si usted es un borracho empedernido:

1) Cada vez que va al supermercado, recorre la góndola de los vinos como si fuera una galerí­a de arte.

2) No sabe ninguna receta de cocina, pero sabe con que vino se acompaña cada plato.

3) Cuando quiere invitar a alguien a su casa dice: – «Vení­ a casa a tomar unos vinos.´´

4) Mientras esperan a los invitados, abre la heladera y dice: -«Me parece que nos vamos a quedar cortos con la bebida.´´

5) En todos los cumpleaños termina bailando arriba de la mesa en calzoncillos.

6) Cuando el mesero le pregunta: -«¿Lo de siempre?´´

7) Cuando le muestran las fotos de la última navidad y año nuevo, pregunta: -«¿Y esto cuando fue?´´

8) No recuerda la fecha de cumpleaños de su madre, pero sabe en que fecha comienza la «fiesta de la vendimia.´´

9) Estadí­sticamente, al 15% de las mujeres que conoce les propuso sexo; mientras que al 85% restante, les propuso un brindis.

10) Distingue a la perfección las diferencias que hay entre: Gin, Vodka, Grapa, Caña, Ginebra y Alcohol fino.

Comentarios en Facebook

5 comentarios en «Soy alcoholico?»

  • el 12 diciembre, 2008 a las 4:19 am
    Enlace permanente

    jajaja, buenisimo! que copada la foto del que esta colgado en una percha! jajaja y esa placa de cronica es real? la de bob esponja, jaja

  • el 21 diciembre, 2008 a las 2:52 pm
    Enlace permanente

    «1) Cada vez que va al supermercado, recorre la góndola de los vinos como si fuera una galerí­a de arte.»

    Oh, creo que soy borracho entonces. xD

  • el 6 febrero, 2009 a las 1:36 am
    Enlace permanente

    «a mi no me gusta el alcohol, lo que pasa es que no me gusta estar sobrio», jajajaja XD

    muy bueno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies