Deja a su husky en una guardería canina y se la devuelven muerta y empaquetada

Kirsten Kinch aún no se cree lo que ha ocurrido con su perra. Esta joven de Dublín (Irlanda) se tomó tres días de vacaciones con su familia y al no poder llevarse a su husky siberiana optó por dejarla a buen resguardo en una guardería canina. Se marchó a Islandia tranquila confiando en una perrera especializada en estos casos, pero al regresar a casa se encontró a su fiel compañera muerta, envuelta con cinta adhesiva y dentro de una bolsa. La habían empaquetado.

Esta joven irlandesa ha contado su trágica historia en Facebook Instagram y rápidamente se ha hecho viral. En su carta explicativa, que incluye varias fotos de su perra y cómo se la encontró empaquetada, detalla lo nerviosa que estaba los días previos por dejar a Nova con desconocidos. Era la primera vez que lo iba a hacer, pero no lo quedó más remedio de dejarla en P&E.

Tenían que darle la medicación

Sufría una infección en el colón, pero en casa respondía bien al tratamiento

Los hechos ocurrieron a finales de diciembre de 2018, pero ha sido ahora cuando Kirsten Kinch se ha visto con ánimos para contarlo. Nova tenía una infección en el colón cuando fue dejada en la guardería, pero estaba respondiendo bien al tratamiento médico. La dueña de la perra dejó constancia en el centro, por escrito y de forma verbal, de cómo debía ser tratada para que continuara con su recuperación: había que medicarla dos veces al día.

“El 31 de diciembre fui directa del aeropuerto a P&E a recoger a Nova. Llamé cuatro veces. Una vez allí nos dijeron que Nova había muerto, la habían encontrado esa mañana ensangrentada en su jaula. Nos quedamos impactados y devastados. Pregunté si le habían dado la medicación y me dijeron que sí”, expone Kinch en su carta.

Aunque lo peor de todo fue la forma en la que le entregaron a su difunta perra: “Aplastaron a Nova en lo que solo puedo describir como una pelota dentro de una bolsa negra y cubierta con cinta adhesiva. No hubo cuidado ni empatía por cómo lo hicieron. Fue traumático y desgarrador verla así, un husky de 25 kg hecho una bola”.

Gracias al microchip pudieron confirmar que realmente se trataba de Nova, pero esta joven no se conformó con la explicación de la guardería y ha llevado a su perra a un veterinario para que le hagan una autopsia. Kinch ha pedido en numerosas ocasiones más información a P&E, pero no ha obtenido respuesta aún.

La carta termina cargando contra la perrera por no ser apta “para brindar los niveles de atención que anuncian” y confiesan el vacío imposible de llenar que les ha producido esta pérdida.Relacionadas

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies