El Festival del Pene en Japon

festival-del-pene-japon-01Cosas raras si las hay y que uno encuentra navegando en Internet. El titulo del post es tal cual lo encontré y coloque » apto » porque efectivamente me parece apto ya que existe realmente el festival, tiene fines benéficos, participan familias, tiene objetivo de concienciación y es un tradición japonesa. El objetivo del post es simplemente dar a conocer información sobre lo diferente de la cultura en este caso japonesa y lo que puede ser inmoral para algunos para otros es totalmente normal…

En Japón, se celebra habitualmente el 15 de Marzo el H?nen Matsuri (???), que es un festival shintoista dedicado a la fertilidad y en el que se sacan a pasear penes gigantes por todo el pueblo. Evidentemente, no lo hacen en todos los pueblos del paí­s del sol naciente, y no todos en la misma fecha. Por ejemplo, es muy tí­pico el que se hace en la ciudad de Komaki, en el templo de Tagata Shinto. En realidad, la traducción literal de H?nen Matsuri es €œfestival de la cosecha€, en el que se celebraba la productividad de las mismas, pero con el tiempo ha pasado a conocerse como €œfestival del pene€, puesto que se rinde culto a esa figura, miren el ví­deo:

Normalmente, se dice que los falos deben transportarlos hombres de alrededor de 42 años (los penes más grandes) o mujeres de unos 36 (los más pequeños), porque son edades, según los japoneses, crí­ticas tanto sexualmente como personalmente, y es su manera de pedir buena suerte para todos los contratiempos de ese tipo que aparezcan (los hombres normalmente piden virilidad y las mujeres fecundidad). Se sacan cantidad de productos tí­picos para el dí­a, dulces en forma de pene, camisetas, piruletas, souvenirs€¦ de todo, como siempre hacen los japoneses.

Este tipo de festividades se prolongas hasta casi Abril, cuando se celebra en Kawasaki el Tamahime-no-mikoto que es una festividad en honor a la diosa del mismo nombre y en la que se celebra el €œfestival del pene de hierro€ o Kanamara Matsuri.

Cuenta la leyenda que allá por el siglo XVII habí­a una mujer que tení­a un demonio en su interior que mordí­a los penes de los hombres que se acostaban con ella, hasta que un artesano ideó un pene de metal y cuando el demonio quiso morderlo perdió toda su dentadura. En realidad, supongo que todo nace de la plaga de sí­filis que se propagó por el paí­s en aquella época. Las prostitutas se acercaban a este templo a rogar por su salud y su trabajo, y seguramente de ahí­ nació toda esta historia. Como todas las leyendas, tiene que tener un punto de partida real.

Lo bueno, es que este tipo de festividades también se usan para concienciar y recaudar fondos contra las enfermedades de transmisión sexual. Y es que, aunque nos parezca algo lejano, todaví­a hoy por hoy mueren demasiadas personas por este tipo de enfermedades. De hecho, hace unos años, Japón estaba en alarma social por un tipo de juego que se estaba extendiendo entre los colegiales, que consistí­a en mantener relaciones sexuales con diferentes compañeros durante una tarde en una especie de €œruleta rusa sexual€, ya que ninguno usaba protección. Por eso es tan importante una buena y sana educación sexual.

 

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies