Cómo robar 40.000 euros a €œzombies€

robar a zombies

€œComo zombies€. Así­ se quedaban los clientes de un conocido bar y club de alterne de la capital que fueron ví­ctimas en el último año de un grupo organizado de prostitutas. Los drogaban tras llevarlos a un apartamento de la red. Después extraí­an todo el dinero posible de sus tarjetas de crédito, según informó la Jefatura Superior de Policí­a de Madrid. Hasta el momento se han resuelto 17 casos, que generaron más de 330.000 euros para la banda. Los investigadores esperan que el número de ví­ctimas aumente en los próximos dí­as al darse a conocer la desarticulación del grupo.

Hay 11 detenidos. Su forma de actuar era siempre muy similar. Tres prostitutas de ese local de alterne, cerca de la plaza de Colón, captaban a los clientes. Elegí­an a personas de alto poder adquisitivo. De hecho, a este bar acuden habitualmente personas conocidas del mundo empresarial, deportivo o judicial. En principio, ningún nombre famoso se ha visto afectado, según fuentes policiales. Tras captarles, les llevaban a un apartamento que se alquila por horas en la calle de Naciones, muy cerca de la calle Goya. Allí­, las prostitutas encargaban un supuesto catering de lujo. Era durante esta comida cuando las mujeres echaban un narcótico en los alimentos con el que inhibí­an la conciencia de las ví­ctimas, de tal modo que estas facilitaban las tarjetas de crédito y hasta los números secretos. La banda utilizaba diversos terminales de punto de venta €”como en comercios€”.

Según fuentes policiales, las ví­ctimas, al ingerir la droga, experimentaban la sensación de encontrarse ausentes, desubicadas y sin control de sus actos. Cuando los afectados llegaban a sus domicilios, no recordaban lo que habí­a pasado. En algún caso, los efectos llegaban a durar más de un dí­a. La desagradable sorpresa se acentuaba después, cuando consultaban el extracto de sus tarjetas de crédito y comprobaban que les habí­an sustraí­do miles y miles de euros. En algún caso, el robo a un cliente llegó a los 40.000 euros por servicios inexistentes. El cóctel de drogas que les suministraban les hací­a que, cuando se recuperaban, se hallaban en medio de la calle o dentro de un taxi camino de sus respectivos domicilios.

Las prostitutas trabajaban para una organización delictiva que habí­a montado en marzo de 2012 un complejo entramado de sociedades mercantiles. De este modo, trataban de eludir cualquier control de Hacienda o de la policí­a.

Al frente de ese entramado societario estaba, supuestamente, Antonio M. de P., un español de 47 años. Tení­a como administradores de las empresas a su madre, Marí­a de los íngeles de P. U., de 72 años; y a su tí­o, Carlos de P. U., de 69. Habí­a además otros brasileños y españoles.

Las tres prostitutas detenidas, que a veces cambiaban de unos locales a otros situados en la capital, eran de origen cubano, argentino y rumano. Los agentes de la Brigada Provincial de Policí­a Judicial, junto con sus compañeros de las comisarí­as de los distritos de Centro y de Salamanca, detuvieron a los supuestos integrantes del grupo y registraron tres domicilios. La policí­a decomisó allí­ 15 terminales TPV y unos 70 gramos de la sustancia estupefaciente utilizada para drogar a los clientes. El Instituto Nacional de Toxicologí­a está analizándola.

Las primeras investigaciones apuntaban a que se trata de burundanga, una droga proveniente de Centroamérica. Su efecto dura entre una y dos horas, según la dosis, y se elimina lentamente. La ví­ctima muestra una actitud permisiva, complaciente.

Los 11 detenidos ya han pasado a disposición judicial. El magistrado decretó el ingreso en prisión del supuesto lí­der de la banda, Antonio M. de P., y una prostituta de origen argentina. El resto de la banda ha quedado en libertad con cargos. Los investigadores creen que el número de afectados es mucho mayor, dado que las ví­ctimas no suelen denunciar este tipo de robos por el reproche social y la vergí¼enza que supone.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies