Shabú: Una peligrosa droga para no dormir en dí­as

shabuAltamente adictiva con un elevado potencial estimulante que deja al consumidor sin dormir varios dí­as, provocando un severo agotamiento fí­sico y psí­quico y, a menudo, sí­ntomas psicóticos que pueden durar meses e incluso, años. Todo estos efectos corresponden a una nueva y peligrosí­sima droga de sí­ntesis de origen asiático, denominada «shabú», con escasa presencia en nuestro paí­s, utilizada casi en exclusiva por la comunidad filipina…

Según los expertos, provoca alucinaciones y psicosis más potentes que los de la heroí­na o el LSD, y la Policí­a filipina atribuye a la conducta agresiva derivada de su consumo muchos de los asesinatos y otros crí­menes violentos que cada dí­a se cometen en el paí­s.

La sustancia conocida por los quí­micos como metaanfetamina hidroclorí­drica o cristalina afecta al sistema nervioso y a corto plazo puede causar insomnio, irritabilidad, agresividad y paranoia.

A largo plazo en dependientes crónicos, sus efectos son todaví­a más perniciosos, pues la droga erosiona los vasos sanguí­neos que llegan al cerebro, generando sí­ntomas parecidos a los del Parkinson, alertan las autoridades sanitarias.

Una de las enfermedades asociadas más conocida es la temida «meth mouth» o «meta-boca», gracias a la que es fácil reconocer a los adictos porque sus dientes toman un color grisáceo y se deterioran a un ritmo tan rápido que se caen a los pocos meses.

Se distribuye en pequeños cristales que se fuman vaporizados y sin emitir olor alguno en las mismas pipas que se utilizan para la heroí­na pero en dosis mucho menores, de apenas 0,1 gramos frente al gramo habitual para los opiáceos.

Una bolsita de esa cantidad, con una calidad del 80 por ciento, vale actualmente en el mercado local apenas 500 pesos (menos de diez dólares), pese a que el precio ha subido de forma exponencial por la cada vez mayor demanda.

Esa cantidad de shabú es suficiente para que el usuario experimente durante hasta doce horas un drástico aumento de la energí­a corporal y sensación de euforia y nerviosismo.

No obstante, a la vez produce contracción espasmódica de los músculos, sudoración, alucinaciones y, en cuanto empieza a remitir la euforia, brotes de psicosis y violencia, entre otros efectos.

La fabricación de la droga es poco costosa y sencilla, ya que su principal componente activo, la efedrina, se halla en muchos medicamentos para combatir el resfriado legales en todo el mundo pero prohibidos en Filipinas.

De cien kilos del fármaco se pueden extraer hasta 70 kilos de droga, señalan fuentes de la lucha antidroga.

Por lo general, el shabú es elaborado en laboratorios móviles operados por capos itinerantes de las mafias chinas que casi siempre son desmantelados a tiempo antes de ser descubiertos por la Policí­a.

El tráfico de esta sustancia es ahora una industria que mueve cientos de miles de dólares al dí­a, según datos de las Naciones Unidas.

El general Dionisio Santiago, jefe de la Agencia Antidroga filipina, denunció la pasada semana en rueda de prensa que el poder de las bandas de narcotraficantes es tal, que se está convirtiendo en un peligro para la seguridad del Estado por su creciente influencia sobre polí­ticos y jueces en una de las naciones consideradas de las más corruptas del mundo.

Pese a que la presidenta, Gloria Macapagal Arroyo, se comprometió a dirigir personalmente la lucha antidroga, ningún destacado narcotraficante ha sido detenido y llevado ante la justicia.

Además, el shabú se exporta ya a otros paí­ses asiáticos, Estados Unidos, Australia -donde se le llama «ice» (hielo)- y desde hace poco también a Europa.

En 2007, un sindicato de filipinos que distribuí­a la sustancia en España fue desarticulado en Barcelona, donde por aquel entonces casi nadie habí­a oí­do hablar nunca de la metaanfetamina cristalina.

Cerca del 6 por ciento de los 90 millones de filipinos ha probado alguna vez este tipo de narcóticos, el mayor í­ndice de prevalencia de todo el mundo, de acuerdo con el informe de 2008 de la Oficina contra la Droga y el Delito de la ONU.

Comentarios en Facebook

3 comentarios en «Shabú: Una peligrosa droga para no dormir en dí­as»

  • el 9 enero, 2013 a las 1:11 pm
    Enlace permanente

    Que gran pena que continúe la lí­nea de las drogas en alce
    y lo que es peor todaví­a,
    siempre encontrando novedades
    ¿¿Noó llegó con fastidiar a generaciones del 60, 70, etc.. ??
    ¿¿ Qué sucede con ésta, nuestra sociedad ??
    Menuda cadena que se forja,
    Va de Mal en Peor
    TENER UN PELíN DE CONCIENCIA Y PENSAZ:
    NO SOLO ES ARRUINAR NUESTRAS VIDAS, SINO DE LOS QUE «VIENEN»
    Menudo LEGADO que les proporcionamos.
    En los temas «DROGAS», estan corruptas todas
    las grandes potencias, polí­tica, policia..etc.etc…
    Y LO QUE MENOS PODEíS HACEROS A LA IDEA.
    Pensar cuando la araña ya tiene tegida su RED, nada tán fácil para ella,»percibe» la tensión de sus hilos yyyy….
    la encuentras ya DISPUESTA Y MUY,MUY,PRESUROSA…
    <> SU PRESA FíCIL
    Luchemos contra las injusticias, que la Sociedad pone en nuestras manos
    NO SON LOS CAMELLOS, NI LOS CONSUMIDORES, NI TAN SIQUIERA LOS QUE ESTAN ENCIMA DEL CAMELLO.
    ¡¡¡¡Ní“ Y Ní“!!!!
    VIENE DE «ALTAS ESFERAS: LAS QUE «NOS GOBIERNA».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies