Clichés del cine de Hollywood

hollywood

El tema a tratar hoy no es otro que los manidos «clichés del cine de Hollywood», pero lo haremos a nuestra manera, no repitiendo lo que ya se ha dicho miles de veces (aunque algunas por fuerza puede que se vean repetidas). Vamos a comentar 20 situaciones que se dan en el cine americano hasta la extenuación, con erótico resultado, como dirí­a Homer Simpson. Vamos allá…

1-Si por alguna extraña razón viajas al pasado, lo primero que harán será detenerte, acusarte de brujerí­a y condenarte a morir en la hoguera. Sin embargo, siempre coincidirá que en ese mismo dí­a se va dar un eclipse de sol, y además tú lo sabes, por lo tanto, en un alarde de inteligencia dices que si te matan les robarás la luz del sol. La gente asustada por el eclipse decidirá liberarte y el rey te tendrá como un valioso aliado, por ser un poderoso brujo extrañamente vestido, que es precisamente la razón por la que te detuvieron en un principio.

2- Si eres el protagonista (héroe o villano) de una pelí­cula de John Woo, en algún momento acabarás espalda contra espalda con tu enemigo, hablando mientras recargáis las armas (una pistola en cada mano) y corriendo cada uno a un lado de la pared que os separa disparando a quemarropa en un almacén abandonado en el cual entran tí­midos rayos de sol que hacen brillar una neblina de polvo mientras unas palomas emprenden su vuelo a cámara lenta.

3- Si formas parte de alguna mafia í­taloamericana, cuanto mejor trato te den, más cerca estás de que te maten de una manera horrible y dramática. Si por el contrario te insultan, humillan e incluso agreden con innumerables collejas y empujones, no tienes nada que temer. Si esto te ocurre siendo el novato del grupo, un veterano te dirá: -vaya, le caes bien al jefe….

4- Si eres el protagonista de una pelí­cula de acción y eres un experto en algún tipo de combate o manejo de algún arma en especial, tu némesis, el malvado de la pelí­cula, también lo será. La pelí­cula terminará con un duelo a muerte que explotará esa situación: un duelo de karate, un combate de boxeo, un duelo a espadas, un duelo con arcos, una partida de mus, un pique a gavirotes…

5- Si te quedas colgado en algún lugar inaccesible, o encerrado en algún sitio recóndito del que sea literalmente imposible salir sin ayuda, encontrarás la forma de escapar fuera de plano justo después de haber soltado una frase jocosa.

6- Si eres un policí­a honrado siempre te matarán el dí­a anterior al de tu jubilación. Además, el asesino será un policí­a corrupto (o un ex-policí­a). Si además de este eres negro y muestras fotos de tu familia a tu compañero mientras le dices que te has comprado una autocaravana y que piensas pasarte lo que te queda de vida recorriendo el mundo con tu querida Loreta, te acribillarán con al menos 100 balas, pero te dará tiempo de decirle alguna frase a tu compañero antes de morir, el cual recogerá tu foto familiar manchada de sangre.

7- Si sufres una luxación en el hombro, podrás colocártelo golpeándote con una pared, y seguir luchando contra un chino experto en artes marciales o contra un gigantón ruso de dos por dos metros. Si te han pegado un tiro en el hombro, siempre tendrás una estúpida sonrisa en la boca y ganas de soltar algún chiste a tu compañero tras acabar con el malo de la pelí­cula. Tu compañero, para aumentar la gracia de la broma, te tocará la herida mientras los dos os reí­s y la cámara se va alejando a la vez que entran los créditos amenizados por una canción de Eric Clapton.

8- Cuanto más volumen de tetas muestre una mujer en una pelí­cula, más posibilidades tiene de morir. La que se salva, siempre es la que menos pecho tiene de todas.

9- Si a lo largo de la pelí­cula has ido grabando en secreto un ví­deo que sacará toda la verdad al final, en ese ví­deo aparecerá un maravilloso montaje con imágenes de la propia pelí­cula y algunas imágenes que es imposible que hayas grabado ya que ni siquiera estabas allí­, además encontrarás la oportunidad de que todo el mundo lo vea justo antes de que la policí­a te acribille, en ese momento apuntarán al polí­tico corrupto que preparó todo, justo en ese momento sacará una pequeña pistola, pero no morirá, le pegarán un tiro en la mano y lo llevarán a la cárcel donde un montón de hombres lo tratarán como si fuera una muñeca hinchable.

10- El agua no moja, y en caso de hacerlo, solo humedece el pelo superficialmente.

11- Si estás en la guerra de Vietnam y tienes un nombre similar a Hoss, llevarás las mangas cortadas, tendrás brazos musculosos, llevarás una ametralladora de esas en las que el cañón gira y que deben pesar la hostia en verso. Si te llamas Timmy, y eres un joven granjero de Iowa que desea volver a su granja familiar donde le espera su joven y recién casada esposa, serás el primero en morir. Además, el protagonista siempre es pacifista y acaba boicoteando la violación de unas niñas por parte de sus compañeros.

12- Puedes hablar con los perros y los caballos y darles órdenes complejas como si fueran personas (personas inteligentes, claro). Los perros ladran para asumir, los caballos mueven la cabeza arriba y abajo. Cuando se sorprenden, los perros abren los ojos y tuercen la cabeza, los caballos resoplan mientras niegan con el cuello.

13- Los servicios secretos utilizan furgonetas de reparto de flores y pizzas para hacer escuchas y seguimientos, pero el negocio siempre se llama Luiggis.

14- Si juegas en un equipo infantil de barrio que nunca ha ganado un partido y que van vestidos como mendigos, acabarás ganando la liga gracias a la redención del nuevo entrenador, una vieja gloria que se perdió por culpa del alcohol, las drogas, o el juego. Si además te llamas Bobby, el entrenador acabará tirándose a tu madre. En el caso de que la competición se de en un pequeño pueblo con encanto, los entrenadores de los equipos de la ciudad serán hermanos que se llevan mal, ya que uno es un triunfador y el otro un fracasado. Se apostarán los negocios, y el fracasado, contra todo pronóstico, ganará, pero perdonará a su hermano y todo el pueblo se llevará bien. Además, las ligas infantiles de los Estados Unidos llenan estadios.

15- Si el fiscal o juez de turno es una mujer, siempre es mucho más hija de puta que un hombre, estos suelen ser chulos y estúpidos, y ellas paranoicas y mentalmente frágiles. El abogado de los malos siempre es Jon Voigt.

16- Si eres sincero y eres «tú mismo«, al final te tirarás a la chica, una de esas chicas «cool», pero que tiene un muy buen fondo y es muy sofisticada cuando se quita el traje de animadora. Además, una chica con gafas y el pelo recogido, es una chica rara y fea, pero al final, sufrirá un cambio de look dramático: se quitará las gafas y se soltara el pelo mientras entra al baile a cámara lenta. El prota, un chico guay que la invitó a salir en principio por una apuesta, se dará cuenta de que está enamorado realmente mientras todo el instituto empieza a bailar como si fueran profesionales.

17- Si llevas puesto un chaleco antibalas bajo la ropa, siempre te dispararán en el torso, nunca en la cabeza, deben atraerlas.

18- Un asiático muerto de hambre puede convertirte en una máquina de matar en unas pocas semanas. Si la pelí­cula es medieval, será un viejo soldado, y lo normal es que le falte una pierna o un brazo… Aunque tus enemigos sean mucho más poderosos y fuertes.

19- Si sales en una pelí­cula de los 80, los peinados mullet son guays y atractivos, los raperos son blancos, y todo el mundo lleva radios y baila en la calle.

20- Los barman siempre te comprenden y te avisan cuando has bebido demasiado, además buscan a alguien que te lleve a casa. Si es un bar de moteros, en cambio, te dirán que te vayas mientras te clava el dedo í­ndice una y otra vez en el pecho. Eso sí­, cualquiera de ellos se dirigirá a ti como «amigo».

Bueno, esto es todo por hoy, otro dí­a más…

Comentarios en Facebook

Un comentario en «Clichés del cine de Hollywood»

  • el 12 agosto, 2008 a las 2:11 pm
    Enlace permanente

    8- Cuanto más volumen de tetas muestre una mujer en una pelí­cula, más posibilidades tiene de morir. La que se salva, siempre es la que menos pecho tiene de todas.

    Si es una lastima… 🙁 o no ❓

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies