El padre afirma que su hijo tiene una adicción enorme al teléfono móvil y que optó por cortarle la mano para que atendiera a «su trabajo, su comida y su sueño»

Mohammad Qayyum Qureshi, un carnicero de la ciudad de Hyderabad (India), ha sido detenido por utilizar los cuchillos fuera de su lugar de trabajo. El carnicero utilizó sus herramientas de trabajo para cortarle la mano a su hijo. Este hecho se produce por el hartazgo del progenitor, ya que tras varías advertencias su hijo seguía sin hacer caso.

Khalid padecía una adicción constante al teléfono móvil, lo que despertaba la curiosidad de su padre por saber que era lo que se ocultaba al otro lado del móvil. Cansado de pillar a su hijo viendo vídeos pornográficos, intentó quitarle el teléfono. Pero solo consiguió una bronca que terminaba con la huida de casa por parte de Khalid después de morder la mano de su padre.

Al día siguiente, a su regreso, de nuevo se desencadenó una gran trifulca. En un ataque de ira, “Qayyum recogió su cuchillo de carnicero y le cortó la mano derecha a Khalid”, explicó el inspector de policía.

“Al escuchar los gritos del hijo, los otros miembros de la familia llegaron e inmediatamente lo llevaron a un hospital cercano. Allí, los médicos dijeron que la mano estaba cercenada en un 90% y que las posibilidades de restaurarla eran mínimas”, continuó explicando el policía.

Tras este enfrentamiento, el padre se entregó a la policía donde fue condenado a 14 días de detención preventiva. A la espera del juicio, “el padre fue acusado de intento de asesinato y puesto bajo custodia”, informa el inspector de policía.

Durante el interrogatorio, el padre afirmó que su hijo era un adicto al teléfono móvil y que en su pantalla no paraba de ver pornografía, de esta manera desatendía “el trabajo, la comida y el sueño”.