Un brasileño se implanta cuernos en la mandíbula para conseguir su sueño de ser un orco

Siempre nos quedamos fascinados con la gente que decide transformar su cuerpo con las modificaciones corporales más extremas. Cada vez hay más personas que se tatúan, cortan, retocan o dilatan para modificar su aspecto físico; y los más valientes se atreven a ir más allá, atreviéndose con técnicas extremas para que su rostro o físico llame la atención. Hemos visto de todo: tatuajes faciales, teñido ocular, implantes subdérmicos, piercings por todas partes e incluso transformaciones en seres fantásticos, como es el caso de un tatuador brasileño de 41 años que se hace llamar ‘Orc’ (Orco) precisamente por eso: porque se ha transformado en un orco.

Su aspecto es bastante aterrador. (Instagram/orcinfernall)

Tras años de transformación, Orc tiene el 80% del cuerpo cubierto por tatuajes, pero quiso ir más allá y convertirse en uno de los seres fantásticos con la ayuda de un par de cuernos que se ha implantado en su mandíbula inferior. El resultado es, cuando menos, terrorífico.

El tatuador, que vive y trabaja en la pequeña ciudad de Iguatemi (Brasil), comentó en una entrevista que se hizo su primer tatuaje cuando tenía solo 15 años. Le gustó tanto el arte del tatuaje que prosiguió decorando su cuerpo. A los 35, se atrevió con su primera modificación: un implante subdérmico en la frente. A partir de ahí, el hombre acumula ocho piercings por debajo de su piel, se ha realizado una bifurcación en la lengua a modo de reptil y se ha tatuado sus globos oculares.

El hombre se hizo su primer tatuaje a los 15 años. (Instagram/orcinfernall)

Su objetivo es parecerse lo máximo posible a las criaturas fantásticas protagonistas del videojuego World of Warcraft.

Su objetivo es parecerse a las criaturas del videojuego World of Warcraft (en la imagen Durotan, protagonista de la versión cinematográfica). (Facebook/WarcraftMovie)

“Solo intento ser yo mismo. Estas son mis ideas, mi inspiración; y me sale del corazón”, dice Orc, “No me inspiro por nadie más”.

El tatuador admite que su aspecto suele generar todo tipo de reacciones y comentarios, y que la mayoría suelen ser positivos.

“La gente suele decirme cosas buenas, y esto me motiva para continuar”, asegura, “Gente mala existe por todas partes y siempre están ahí, pero no me afectan”. Sin embargo, aunque recibe el apoyo de sus seguidores, su familia y amigos no parecen estar tan contentos con su particular ‘aventura’ para conseguir un aspecto terrorífico.

El tatuador admite que la mayoría de comentarios que recibe suelen ser positivos. (Instagram/orcinfernall)

El tatuador admite que a su madre no le gusta nada, su padre se ha resignado a aceptarlo y sus amigos consideran que lo que está haciendo es un poco ‘raro’. Sin embargo, él piensa continuar. Su mujer, por su parte, también trabaja como tatuadora y es una apasionada de las modificaciones corporales. Se hace llamar ‘mujer murciélago’ y ambos conviven trabajando en lo que les gusta, además de ser padres de una niña.

Su mujer, Krishna, también es una apasionada de las modificaciones corporales. (Instagram/orcinfernall)

“Vive, sé feliz, viaja, ama. Haz lo que quieras”, insiste, “La vida pasa demasiado rápido y solo la muerte es algo seguro”.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies