Mari Lopez se hizo youtuber junto a su sobrina Liz para contar su experiencia con el cáncer. Según Lopez, logró curarse tras cambiar su vida de una manera radical. Algo que implicaba comer verduras crudas y beber solo zumos, además de rezar a dios todo lo necesario. Finalmente, un tumor salvaje que le afectó a la sangre, el hígado y los pulmones ha acabado con su vida, como informa Babe.

En sus vídeos, Mari Lopez aseguró que se curó el cáncer en 90 días con el método que eligió. Una dieta y una fe cristiana que, según aseguró, le llevó a renunciar a su homosexualidad. Pero la enfermedad regresó con fuerza, y Lopez aceptó finalmente someterse a radioterapia y quimioterapia. Una decisión en la que tuvo mucho que ver su hermana, la madre de Liz. Según esta última, su tía se habría salvado de haber seguido sin el tratamiento científico y con el nuevo estilo de vida: “Creo que habría sido distinto, honestamente. Eso es lo que contribuyó a su cambio en primera instancia. Retroceder no ayuda en nada”.

El primer vídeo de la pareja formada por tía y sobrina fue lanzado en junio de 2016. Durante más de 20 minutos, Lopez contó cómo su nueva dieta estricta y su creencia en dios le habían llevado a curarse. Desde entonces, siguió subiendo vídeos en los que contaba su supuesta recuperación. Algunos de ellos, ahora borrados, fueron alojados en Vimeo, y solo se podían ver previo pago.

El último vídeo en el que apareció es de más de hace un año, donde entrevistaba a alguien que siguió sus pasos. Meses después, en el que es por ahora el último contenido del canal, Liz contaba que su tía estaba bien, pero que el cáncer había regresado.

Este empeoramiento, y cuando le quedaba poco tiempo de vida, motivó que la fallecida pidiese a su sobrina que retirase los vídeos en los que instaba a fomentar el método que supuestamente la había curado. Pero Liz se negó, al creer que ayudarían a pacientes con cáncer. Algo que llegó a definir como “prueba de fe”.

Según Liz, la quimio provocó “inconsistencias” en la dieta de Mari que precipitaron el desenlace. “Mi tía estaba muy en contra del microondas debido a los problemas de cáncer que provoca, y mi madre cocinaba sus cosas usando el microondas”, ha asegurado la sobrina de la fallecida. Posteriormente, matizó aBabe que no puede asegurar “al 100%” que su diagnóstico sea acertado, pero que cree “que eso pudo haber sido lo que sucedió”.

La muerte de su tía no ha hecho que Liz cambie de opinión. La joven mantiene que las verduras crudas, los zumos y rezar sirven para que curar una enfermedad. “Tienes un lado espiritual y otro físico, que trabajan juntos para que mejores. Ese es el mensaje”, ha señalado. También ha anunciado que seguirá con el canal de Youtube, donde subirá vídeos con consejos de salud y de finanzas. Y reitera que no borrará aquellos en los que aparece su tía. Aunque éstos incentivasen un tratamiento contra el cáncer que ha resultado ser más nocivo que efectivo.