Médicos noruegos prenden fuego a un paciente durante una operación de corazón

fuego operacion
Era una operación a corazón abierto, pero terminó de una forma inesperada. Los médicos del Hospital Universitario del Norte de Noruega, en la localidad Tromsø, prendieron fuego de forma accidental a un paciente durante la intervención. El motivo fue la mezcla de alcohol quirúrgico para desinfectar y el uso de un bisturí eléctrico. A pesar de la anestesia, la víctima llegó a despertarse y sufrió quemaduras de tercer grado que requirieron cirugía posterior.

Los facultativos reconocen que existe riesgo de ignición cuando se trabaja con el bisturí eléctrico después de haber desinfectado con alcohol. «Estamos hablando de un incidente poco común pero muy lamentable», dijo el director clínico del hospital, el doctor Rolf Busund, que también advirtió de que «este suceso es un claro recordatorio de que, aunque nuestros procedimientos son muy buenos, este tipo de cosas siguen sucediendo».

Aunque en 25 años en ese hospital nunca había sucedido nada similar, en Estados Unidos se han contabilizado cerca de 100 de estos casos el año pasado.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies