Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald’s

Con más de 70 años a sus espaldas, es incuestionable que la cadena Mc Donald’s, que cuenta con millones de restaurantes a lo largo y ancho del planeta, tiene severos controles de calidad… ¡Y menos mal!

Sin embargo, muchas veces una metedura de pata resulta letal para la cadena, que ve su nombre manchado en los medios de comunicación por hallazgos tan asquerosos como los que a continuación se relatan.

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's

1. Gusanos vivos en la hamburguesa:

Sin duda una sorpresa de lo más asquerosa la que se llevó Leigh Savage, un australiano en un Mc Donald’s de Melbourne, en 2001. El chico, que estaba dispuesto a dar el primer bocado a la suculenta hamburguesa que se acababa de pedir tuvo la certera idea de comprobar que le habían puesto pepinillos.

Y menos mal que lo hizo, ya que pudo comprobar cómo algo se movía con soltura entre la carne del enorme Big Mac. ¡Nada menos que 20 gusanos vivos!

La queja fue descomunal y la noticia salió en todos los medios de comunicación del mundo. Por suerte para la cadena, tan solo exigió que se le devolviera su dinero.

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's 2

2. Cucaracha aplastada en una croqueta

Ocurrió en EEUU. Un niño estaba comiendo un delicioso Hash Brown (similar a una croqueta), cuando tras varios mordiscos, observó algo negruzco y asqueroso que no resultó ser otra cosa que una cucaracha aplastada y muerta. El pequeño dejó inmortalizada la desagradable anécdota gracias a su smartphone.

Realmente se nos ocurren pocos insectos tan asquerosos como éste, y si encima nos lo encontramos dentro de nuestra comida…

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's 3

3. Rata muerta en una ensalada

El siguiente hallazgo se produjo en 2006, en un McAuto de la cadena en Texas. Un hombre muy majo quiso tener un detallito con su mujer, y decidió llevarle una ensalada a casa.

Cual fue la terrible sorpresa de la mujer que, nada más abrirla, pudo observar una rata peluda muerta bañada en aceite de oliva.

La familia demandó a Mc Donald’s  y finalmente llegaron a un acuerdo en privado, que, seguramente se tradujo en una suculenta indemnización.

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's 4

4. Un condón (no sabemos si usado o no) en unas patatas fritas.

Quizás es el hallazgo peor de la cadena desde su fundación hace 70 años. Ocurrió en Suiza. Una niña estaba comiéndose sus patatas fritas cuando, de repente, al fondo del envase pudo comprobar que había algo transparente, extraño y algo viscoso. Cuando quiso darse cuenta pudo observar cómo se trataba de un condón.

A pesar de no saberlo a ciencia cierta, es posible que el condón estuviera usado. Por este motivo, la policía precintó el local y Sanidad ordenó su cierre. La demanda fue monumental.

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's 5

5. Cabeza de gallina frita en Mc Nuggets:

Quizás es el caso más recientemente conocido. Aunque se llegó a comentar que se trataba de un fake (noticia falsa) parece que finalmente se confirmó.

Una familia de EEUU halló, nada más y nada menos, que una cabeza de gallina frita, con su cresta y todo, entre los trozos de Mc Nuggets que se había pedido su hija.

La pobre madre de familia declaró luego ante la prensa que jamás volvería a servir otra comida que no fuese casera y hecha por ella.

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's 6

6. Una tirita ensangrentada en las patatas fritas:

Absolutamente asqueroso este hallazgo por parte de una estudiante universitaria de EEUU en el interior del envase de patatas fritas que se había comprado en un establecimiento del campus.

Laureen Coleman, como así se llamaba la chica, hizo correr la noticia como la pólvora y los medios de comunicación se hicieron eco de la misma.

Las 7 cosas más asquerosas halladas en comida de Mc Donald's 7

7. Una enorme uña humana en la hamburguesa

Le ocurrió a un hombre árabe en un Mc Donald’s de Suecia. Se había pedido una hamburguesa y, cuando fue a masticarla, algo duro y enorme se le quedó clavado entre los dientes. ¿Una espina? Debió de pensar. Raro, al tratarse de carne.

Por ello fue directamente al lavabo a comprobar qué era, y cual fue su sorpresa que, cuando logró sacársela de entre los dientes, se dio cuenta de que era una asquerosa y enorme uña humana.

Nada más verla vomitó en el lavabo del cuarto de baño.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies