La última tinta china está hecha de lágrimas

Ru Anting, de 56 años, es capaz de escribir con sus lágrimas y controlar cómo y cuándo quiere llorar.

Ru Anting, de 56 años, se ha convertido en toda una atracción en China, ya que es capaz de controlar las lágrimas de sus ojos y, por ejemplo, es capaz de escribir con ellas en una tela, informó hoy la radio estatal.

Según Radio Internacional de China, Ru descubrió su «superpoder» de pequeño, pero sólo empezó a entrenar su habilidad hace diez años y gracias a la práctica es capaz de segregar lí­quido desde sus ojos a más de tres metros de distancia.

Ru se ha convertido en toda una atracción donde quiera que va, y esta semana mostró sus habilidades en la ciudad de Foshan, de la provincia sureña de Canton.

Una foto de la agencia China News Service lo mostró escribiendo literalmente con los ojos en una sábana, donde dejó su firma escrita en agua. La habilidad de Ru le ha permitido figurar en el registro «DSJNNS», una especie de versión china de los récord Guinness.

Publicaciones Similares

Comentarios en Facebook

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.