Apuñala a su novio alegando que la engañaba y jugaba demasiado al PUBG

La policía arrestó a comienzos de mes a una mujer en el Estado de Washington (Estados Unidos) tras apuñalar a su pareja con una katana japonesa que compró horas antes en un supermercado. La detenida confesó que lo apuñaló de forma consciente alegando que creía que la estaba engañando y jugando de forma compulsiva a PlayerUnknown’s Battlegrounds, algo que no soportaba.

El apuñalado aspiraba a ser jugador profesional

Barber Emily Javier, autora de los hechos de 30 años y que en estos momentos está en prisión bajo fianza de 350.000 dólares a la espera del juicio, llevaba viviendo con Alex Lovell, de 29 años de edad, desde hacía dos años. Ambos mantenían una relación estable hasta el momento en el que Lovell decidió comenzar a dedicar su tiempo libre a convertirse en un jugador profesional de PlayerUnknown’s Battlegrounds.

Los hechos ocurrieron a finales de febrero. Según relata el denunciante, Barber Emily Javier se aproximó a su pareja en mitad de la madrugada, iluminándole con el smartphone y apuñalándole sin mediar palabra con la citada arma blanca. Ese mismo día discutieron sobre su obsesión con los videojuegos y sobre el posible fin de la relación.

 

Según citan en Kotaku, la policía encontró a Barber Emily Javier cubierta de sangre y en estado de shock tras cometer el delito, alegando que “Lovell simplemente se sentaba a jugar a sus videojuegos todo el día sin hacer nada más”. Sin embargo, los videojuegos no fueron el único motivo. La agresora creía de forma fehaciente que su novio le estaba engañando, algo que se convirtió en una obsesión después de encontrar la aplicación de citas Tinder instalada en su smartphone.

La pareja de Alex Lovell decidió apuñalarlo en mitad de la noche mientras dormía

“No soy un friki sudoroso… Me considero un atleta de los eSports”, explicaba Lovell en una entrevista concedida a un medio local. Según el agredido, pasaba más de 12 horas jugando a PUBG, entrenándose para convertirse en un jugador profesional de gran nivel. Barber Emily Javier no pudo aceptar el hecho de que cada vez le prestase menos atención y decidió actuar contra él tras encontrar cabellos con otra tonalidad en la ducha. Barber Emily, sin antecedentes criminales, confesó que intentó asesinarlo en mitad de la noche por “engañarla de forma repetida”, y según la policía, la agresora destacó que “Ese fue el único propósito real”. Lovell se recupera en su casa a la espera del dictamen de la justicia sobre el caso.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies