Abandonan a su hija adoptada y esgrimen que era una enana adulta psicópata: «Quería matarnos»

La historia de la adopción de la familia Barnett recuerda a un telefilme, y su argumento ha sido la pesadilla de Kristine y su exmarido Michael desde hace casi una década. El abandono final de la hija adoptiva, admitida por los propios acusados, no pone punto final a un caso en el que la madre adoptiva acusa incluso a la hija de ser una enana adulta psicópata.

En 2010, la pareja decidió adoptar a Natalia Grace, una niña ucraniana de seis años que vivía en un orfanato de Florida. Solo tres años después, los Barnett abandonaban a la pequeña en un apartamento de Lafayette (Indiana) y, sin mirar atrás, ponían rumbo a Canadá cortando cualquier contacto con la menor. Pero, ¿por qué optaron por esta decisión? Según afirma Kristine, que acaba de romper su silencio, Natalia no era quien afirmaba ser sino «una mujer de 22 años con enanismo». «Es una adulta y la adopción fue una estafa», insiste esta conocida autora de libros sobre crianza en Estados Unidos, que cimienta su versión en la carta de un médico que afirma que tenía más de 18 años en 2011.

El caso ha vuelto a la portadas la semana pasada, después de que Kristine se entregara el jueves y fuera liberada tras pagar una fianza de 5.500 dólares. Su ex se había presentado un día antes y también fue liberado de forma inmediata, según cuenta ‘The Washington Post’. «El estado de Indiana me está acusando de crímenes contra una niña a pesar de que se determinó varias veces que Natalia es adulta», insiste Kristine en una entrevista exclusiva con el ‘Daily Mail’ en la que presenta a la expareja como las verdaderas víctimas.

«Quería matarnos»

Los problemas pronto se instalaron en la residencia Barnett. Ya en 2012, la Corte Superior de Marion (Indianápolis) determinaba que Natalia nació realmente en 1989, basándose en evidencias médicas. Solo doce meses después, la pareja -que al poco se iba a divorciar- se mudaba junto a sus hijos biológicos, no sin antes intentar cambiar la edad legal de Natalia a los 22.

Ella pasó tres años sola, a pesar incluso de que tiene una rara forma de enanismo. Al principio pagaban el alquiler del piso, pero luego dejaron de hacerlo y la policía acudió a desahuciar la vivienda y descubrieron el caso. Entonces, la madre se descolgó dando una versión muy sorprendente: «Quería matarnos (…) Hacía declaraciones y dibujos diciendo que quería matar a miembros de la familia, enrollarlos en una manta y enterrarnos en un patio».

Según su versión, Natalia tenía 22 años y era «una sociópata y una psicópata». Para complicar más el caso, el ex de Kristine, Michael, niega la tesis de su exmujer: «Natalia era una menor cuando la abandonamos», explica según ‘La Nación’.

¿Cuántos años tiene?

La edad de Natalia aún no está clara, a pesar de los intentos de los Barnett por confirmarla -según los registros policiales, la pareja  intentó determinarlo en varias ocasiones. En 2010, el año de la adopción, un doctor indicó que la chica tenía 8 años y no 6, como aseguraba. Dos años después, otro facultativo se aventuraba a decir que tenía «aproximadamente 11 años», mientras que Kristine asegura que tiene 22.

«Los medios me están mostrando como si hubiera abandonado a un menor. Pero no hay ningún menor en esta historia. Natalia era ya una mujer. Menstruaba, tenía dientes de adulto», se queja.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies