Una familia quiso dar el último adiós a su hijo recordándolo tal y como era mientras vivía. Renard Matthews era un enamorado de los videojuegos, así que sus padres decidieron honrar su memoria de una original manera en su velatorio.

De esta forma, en la Funeraria Charbonnet Labat Glapion en el barrio de Tremé, Nueva Orleans, Luisiana, Renard estaba sentado en una silla, con un mando de videojuegos en la mano, rodeado de sus aperitivos favoritos, y con la camiseta de sus queridos Boston Celtics, señalan desde ABC 7 News.

Renard fue asesinado en Nueva Orleans hace dos semanas. Sólo tenía 18 años y su familia eligió esta forma para despedirse de él.

La madre de Matthew, Temeka, declaró que su hijo era hogareño, y que hace poco comenzó a aventurarse a pasear al perro que recientemente le había comprado. Temeka Matthews también dijo que su hijo era un gran admirador del jugador de los Celtics, Kyrie Irving.