Tubo de cerveza con sirena

Seguro que muchos habéis estado en alguno de esos bares en los que sirven cerveza para un grupo en un tubo con un grifo en su parte inferior. Claro está, faltaba algo en la parte superior que le diera un toque un poco más «freak».

¿Y cuál ha sido la solución? Colocarle una sirena. Os estaréis preguntando «¿para qué?» Pues, sencillamente, para que el camarero pueda ver en la distancia qué mesas necesitan más cerveza. Así­ no hará falta pasearse ni soportar los abrazos de unos cuantos clientes bebidos en plena fase de exaltación etí­lica de la amistad.

Y esa es sólo la razón por la que ha sido construido, que tirando de imaginación vienen unos cuantos usos más: llamada de atención al dueño del bar por si alguno de nuestros colegas se ha acabado desmayando de beber tanta cerveza, como bola de discoteca o para que los clientes simulen ser un trenecito como Dios manda cuando hacen la conga por el local después de una ingesta masiva de bebida gaseosa de cebada fermentada.

Así­ que, si tienes un bar o sencillamente eres un particular con ganas de tener un tubo distinto a todos los demás puedes entrar y hacerte con uno de estos.

Sin duda uno de esos artí­culos que emocionan y que llenan de luz una vida tan dura como la nuestra: los que hemos decidido reventar la industria cervecera desde dentro, dejándola sin existencias.

P.S.: Sí­, como podéis observar por la coherencia del relato acabo de empezar con esa fatigosa misión.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies