Ser gemelo ya no será tabú en Madagascar

http://www.enciezadigital.com/public/290308RegistroGemelos.jpgestrella Una superstición local hace que sean separados o abandonados.
estrella El Gobierno va a tomar cartas en el asunto.
estrella Comenzará con medidas informativas y luego legislará duramente.

Ví­ctima de una superstición de la isla en la que nació, la joven de 29 años Zaely nunca conoció a su hermana gemela, que fue criada por otra persona.

Las dos nacieron en Madagascar, en la región de Mananjary, donde la gente piensa que los hermanos gemelos traen mala suerte. Los desafortunados padres se ven obligados a separarlos o a verse aislados por sus vecinos…

«La he buscado, pero sin resultado», dijo Zaely, que vive de vender artesaní­a.

Los fady o tabúes locales son una parte importante de la vida diaria en esta gran isla, que ha fascinado a los antropólogos con su mezcla única de culturas.

«Tuve que abandonar a mis gemelos hace 10 años», se lamenta a su vez Voahirana Ruphine, una profesora de 20 años. «No les he visto desde entonces».

Desde 1987, dos orfanatos de Mananjary han recibido a 236 gemelos abandonados, según las autoridades.

El Gobierno de Madagascar tomará medidas

El primer paso que tomará este Gobierno africano será aplicará un plan de cuatro años para concienciar a la población e intentar quitarle apoyos al tabú, un programa que incluirá conversaciones con los lí­deres locales, los padres y los niños, así­ como campañas en los medios de comunicación.

A más largo plazo está prevista la aprobación de nuevas leyes más duras. «Se está preparando una ley para reforzar la protección de los gemelos», afirmó Laurette Randrianantenaina, directora de reforma judicial en el Ministerio de Justicia de Madagascar.

Es probable que la nueva legislación, explicó, dé más poder a la policí­a y a los jueces para intervenir en nombre de los padres y los niños bajo presión de las comunidades.

Tensiones entre cristianismo y tradición

Desde el momento en el que los misioneros galeses llevaron la primera Biblia a Madagascar en el siglo XIX, las tensiones han ido creciendo entre las antiguas tradiciones de la isla y el cristianismo, la religión que profesan dos quintos de sus 17 millones de habitantes.

«Fue nuestra fe lo que nos dio el valor para quedarnos a nuestros gemelos», dijo Ralay, un carpintero cristiano de 48 años, sobre la decisión que tomó con su esposa de conservar a sus hijos, que ahora tienen cuatro años.

«Se nos ha prohibido ir al tranobe (reuniones de la comunidad local), y no nos beneficiamos de ninguna ayuda social pese a nuestra difí­cil decisión», añadió.

Fuente: http://www.posteando.com/foro/viewtopic.php?t=63084

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies