La Liga de Fútbol usa el micrófono del teléfono de millones de aficionados para espiar a los bares

La Liga de Fútbol Profesional, el organismo que dirige la competición deportiva más importante en España, está utilizando los teléfonos móviles de aficionados al fútbol para espiar a bares y otros establecimientos públicos que ponen partidos para sus clientes. Millones de personas en España tienen esta aplicación en su teléfono, que acumula más de 10 millones de descargas, según los datos de Google y Apple.

Todas esas personas pueden convertirse en informantes encubiertos para La Liga y los propietarios de los derechos de emisión televisiva del fútbol. Si dan su consentimiento para que la app pueda usar el micrófono del dispositivo (algo habitual en muchas aplicaciones), en realidad están dando permiso para que en cualquier momento La Liga active remotamente el micrófono del teléfono e intente detectar si lo que suena es un bar o establecimiento público donde se está proyectando un partido de fútbol sin pagar la tarifa establecida por las cadenas propietarias de los derechos de emisión. Además, utiliza la geolocalización del teléfono para ubicar exactamente dónde se encuentra ese establecimiento.

eldiario.es se ha puesto en contacto con La Liga Nacional de Fútbol, que aclara que “nadie accede a los fragmentos de audio captados por el micrófono” ya que el sonido “se convierte de forma automática en una señal, un código binario” que un sistema informático es capaz de detectar como fraudulento “sin almacenar ninguna grabación ni contenido”. La app se usa solo en España y “solo contra la piratería de locales públicos”, asegura La Liga, “que nos causa unas pérdidas de más de 150 millones de euros”.

Condiciones de uso de la app de La Liga (imagen de Jorge Morell)

Al instalar la aplicación de La Liga, o al actualizar la ya instalada a la última versión, usuarios como los expertos en derecho y tecnología  Jorge Morell y Esther Botella han alertado en redes sociales de la novedad. Al pie del texto, aparecen dos opciones que piden la aprobación del usuario. La primera, es el clásico “he leído y acepto” las condiciones de uso. Junto a la segunda, hay un llamamiento: “¡Protege a tu equipo!”, para luego dar paso a una frase más técnica por la que “aceptas que La Liga trate tus datos personales, incluyendo los obtenidos por medio del micrófono (…) y el geposicionamiento, para detectar fraudes en establecimientos públicos no autorizados”. Sin marcar la primera casilla, no se puede seguir adelante con la instalación; la segunda es opcional.

La Liga no aclara a eldiario.es desde cuándo está activo este mecanismo, que ahora sale a la luz por la obligación de todas las empresas y organizaciones que gestionan bases de datos de notificar a sus usuarios qué uso hace de ellos, por orden de una directiva europea conocida como RGPD. La Liga ha tenido que especificar estos términos, disponibles desde la última actualización de la app, que constan así en una versión más larga en el Aviso Legal de su web al que enlaza la app:

“LaLiga podrá activar el micrófono de tu dispositivo para conocer si estás viendo partidos de fútbol de equipos de LaLiga. Esta información se utilizará para detectar fraudes. (…) El micrófono captará fragmentos de audio con el único objeto de poder conocer si estás viendo partidos de fútbol. Las finalidades para las que se utilizará esta funcionalidad son: (i) elaborar patrones estadísticos sobre consumo de fútbol y (ii) detectar explotaciones fraudulentas de las retransmisiones de los partidos de fútbol de LaLiga (piratería)”

La tecnología que cruza bases de datos basadas en el sonido también se usa en plataformas como YouTube: si cualquier usuario sube un vídeo con una canción con derechos de autor protegidos y prohibidos en YouTube, un algoritmo es capaz de cruzar el código que produce el sonido con una base de datos y detectar si se trata de una violación de la propiedad intelectual. Si es así, retira el vídeo de la red social. En otros casos, como el de muchos modelos Android, el teléfono activa el micrófono automáticamente y detecta si está sonando alguna canción; la reconoce y muestra el título en la pantalla incluso bloqueada.

En el caso de La Liga, esto se lleva a un nuevo escenario, donde el micrófono se activa remotamente para hacer un análisis de lo que ocurre alrededor del teléfono, con lo que el mecanismo puede afectar a otras personas más allá del usuario que ha dado su consentimiento. Para revocar la autorización en la aplicación, hay que eliminar el permiso concedido de acceso al micrófono y la geolocalización, normalmente en el menú “Ajustes” del teléfono móvil.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies