Un emblema de Vigo se muda a Inglaterra

El promotor inmobiliario inglés Thomas Rothschild reconstruirá, piedra por piedra, el restaurante El Castillo de la ciudad olívica en Somerset, al sur de Gran Bretaña, con el objetivo declarado de «retener la historia» del edificio del Castro.

Pocos edificios despertaban en Vigo una unanimidad tan clara como el restaurante El Castillo en sus últimos años de vida. Esta construcción acogió banquetes hasta el año 2006 y vivió una época de gloria a caballo entre los 80 y los 90. No obstante, desde hace casi un lustro pervivía en la cima de la fortaleza de Nuestra Señora del Castro como poco más que un amasijo de piedras que ocultaban varias actividades de dudosa moralidad. Como apéndice de la fortaleza del Castro, catalogada como monumento histórico, El Castillo era además, ilegal, por lo que el Consistorio de Vigo aprobó finalmente su derribo este verano.

Con lo que muy pocos contaban en la ciudad olívica era con que alguien viniese al rescate del viejo restaurante, y todavía menos que este buen samaritano llegase de allende los mares.

El promotor inmobiliario britá

Rescate desde los cascotes

El británico, en primer lugar, se puso en contacto con el Ayuntamiento, pero desde la Praza do Rei le remitieron a la empresa que iba a retirar las piedras que un día fueron restaurante. Rothschild decidió entonces pasar a la acción, habló con esta empresa y le preguntó cuánto dinero querían a cambio de una misión que debió dejar a los encargados de Gondomar Cosalmar Excavaciones impresionados:preservar las piedras en el mejor estado posible para trasladarlas, una a una, a Gran Bretaña.

Rothschild se reunió con un «experto en piedra gallega», que le dijo que trasladar cada una de las rocas era totalmente posible. «Hagámoslo. Retengamos la historia», le indicó entonces un convencidísimo promotor.

Se tomó, además, muy en serio su misión de preservar la historia de este restaurante nacido durante los años 50. El inglés hace un ll

Enamorado de la ciudad

El destino de las piedras, que a día de hoy permanecen, numeradas, en un contenedor del Puerto de Vigo, es el suroeste de Inglaterra, más concretamente la histórica ciudad romana de Bath. En caso de que trasladarlo allí no sea posible, el promotor calcula llevar El Castillo a cualquier otro punto dentro del condado de Somerset, donde se encuentra Bath.

Thomas Rothschild se declara un apasionado amante de la ciudad olívica. «Me encantan Vigo y Galicia. La gente, el ambiente, la comida… no podrían ser mejores», afirma. Precisamente, esta adoración le hace guardar un punto de amargura sobre la mudanza del restaurante que coronaba el Castro: «Nunca tendrá la increíble vista y la belleza de esta zona, pero queremos que se recuerde, aunque sea en Inglaterra».

No obstante, parece que lo más difícil, evitar que las piedras de El Castillo olviden que en su día tuvieron forma de fortificación, ya está hecho. Ahora tan sólo queda darles una nueva forma, algo que Rothschild se plantea hacer entrado 2014 y que cree que le proporcionará, además de un agradable recuerdo de sus paseos de domingo por la colina viguesa, beneficios económicos. «Vamos a darle una nueva vida», concluye triunfal.

Hago un llamamiento a los ciudadanos vigueses que dispongan de fotos, vídeos, mapas o cualquier tipo de recuerdos que le permitan recuperar todo lo que rodeó a El Castillo. «Me parece un edificio hermoso, muy romántico», recalca.

 

Nico Thomas Rothschild se enteró hace mes y medio que lo poco que quedaba de El Castillo iba a ser demolido y decidió que no podía permitirlo. «La primera vez que vine a Vigo solía caminar por el Castro los domingos por la mañana, y me di cuenta de que había un castillo aquí. Durante años, me pregunté qué le pasaba, hasta que me enteré que iba a ser demolido —explica Rothschild— y me di cuenta de que era mi oportunidad para darle un nuevo soplo de vida».

castillo-castro-vigo--644x362

 

 

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies