Los médicos extraen de su nariz una pelota de marihuana que había escondido 18 años antes

Un hombre acudió al hospital quejándose de dolores de cabeza y molestias en la nariz, donde había experimentado infecciones recurrentes y taponamientos en los últimos años. Tras varios exámenes y un escáner, los médicos dieron con la causa: una pelota de marihuana que el paciente había escondido ahí hace 18 años y que había olvidado.

Según la revista médica BMJ, el hombre, un australiano de 48 años, había acudido al hospital Westmead de Sidney para remediar sus molestias en cabeza y nariz. Los primeros exámenes no dieron con la causa, así que lo derivaron a un otorrino, que mandó hacer un escáner. Las imágenes revelaron un bulto color gris en la fosa derecha.

Tuvieron que someterlo a anestesia general para operarlo y extraer el cuerpo, que resultó ser una cápsula de goma con restos de origen vegetal en su interior. 

Al despertar, el propio paciente reconoció el objeto: se trataba de un pequeño globo con marihuana que había escondido en su nariz cuando cumplía condena en una cárcel.

Regalo de su novia

En una visita al centro penitenciario, su novia le había llevado un poco de la droga. Para poder pasarla a las celdas sin ser advertido, el hombre decidió encapsularla y ocultarla dentro de su fosa nasal.

Sin embargo, cuando quiso sacarla, el preciado regalo no salió por más que soplaba. Pensó entonces que se había ido por la garganta y olvidó el asunto.

Tiempo después, ya en libertad, comenzó a desarrollar problemas en la nariz y a experimentar los dolores de cabeza, pero en ningún momento lo relacionó con la posibilidad de que la cápsula de marihuana siguiera alojada en sus fosas nasales.

El caso ha sido documentado por el propio hospital en una publicación científica en la que señala que este tipo de objetos que se alojan en la nariz son llamados rinolitos

Suelen darse en uno de cada 10.000 pacientes y generalmente son semilla o piedrecitas que han llegado ahí de forma accidental, o incluso dientes que se han desviado de su posición original y han acabado en la nariz.

Sin embargo, el caso de la cápsula de marihuana es muy peculiar, aunque no único, Según el portal Hipertextualen 2007 se extrajo de la nariz de un hombre una bolita de opio que estaba envuelta en nylon.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies