Koldo Royo, de estrella Michelin a vendedor de perritos calientes

Koldo, hasta hace poco en la €˜nouvelle cousine€™, preparando un perrito.
Koldo, hasta hace poco en la €˜nouvelle cousine€™, preparando un perrito.

Desde ayer, martes, a Koldo Royo y a su exmujer, Mercedes Palmer, los pueden encontrar al frente de un nuevo negocio, que no es otra cosa que una hamburgueserí­a móvil, sobre ruedas, aparcada al lado del Makro, que dispone de una terracita con sombrillas, para tomarse el bocata, plato caliente, cerveza, etc.

Pero, ¿cómo es posible que un estrella Michelin, como ha sido Koldo, que además ha servido al Rey y a otros miembros de la Familia Real, así­ como a personajes ilustres en su restaurante, lo haya cerrado y liquidado, y esté ahora haciendo bocadillos, perritos calientes, hamburguesas, etc, en un chiringuito, con su exmujer, Mercedes?

«Vayamos por partes -nos dice Koldo, que nos invita a que nos tomemos algo-. Mi ex y yo estamos juntos en esto porque somos socios desde siempre. En realidad -aclara-, el negocio es de ella, porque si a mí­ me llaman para dar unas clases de cocina, me contratan en un hotel o en una casa particular me voy. Y en cuanto a que con una estrella Michelin se sirvan perros calientes es, sobre todo, porque soy un buen cocinero. La cuestión es estar capacitado para saber cocinar de todo». Dicho lo cual, añade: «Como sabe todo el mundo, además de cocinero, soy formador de cocineros a base de cursillos que doy, tanto aquí­ como en la India, donde he estado instruyendo a los chefs de la Cadena Hayatt.

Y también como soy cocinero, sé competir e innovar. Hace años me puse a hacer tapas y me tildaron de loco, pero ahora las hacen todos. Me metí­ en internet y lo mismo, que si estaba loco, pero ahora todos están en la red. Hablé de la crisis antes de que llegara y también me llamaron loco. Bueno, ¿y qué? Yo soy así­. Me gusta investigar, probar, experimentar… Y si ahora estoy en esto no pasa nada, incluso habiendo sido estrella Michelin, que ha sido un honor para mí­, pero que no da ninguna ventaja si no sabes trabajar en estos tiempos difí­ciles».

¿Por qué ahí­? «Porque hablé con la dirección de Makro -a donde he venido yo muchas veces con mi carro, a comprar, cuando eso no era fashion; en cambio, ahora veo que lo hacen todos-, y no les ha parecido mal que me instalara aquí­. Y aquí­ estamos, a disposición de todos.» Koldo también acudirá a ferias, como ya hizo en la Beer Palma.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies