La “ladrona del Mercadona” detenida por militares reconoce que robó cosméticos y que volvería a hacerlo

A cara descubierta y autoproclamándose “la ladrona del Mercadona” en el título de Youtube, Patricia Cabello ha querido dar su versión de los hechos después de que hace unos días se hicieran viral unos vídeos de su detención por parte del Ejército en el supermercado de Almoradí (Alicante).

El día de los hechos, a principios de esta semana, se mostró muy agresiva cuando la cazaron con las manos en la masa. Increpó al personal de seguridad, a la encargada de la sección de cosméticos e incluso le pidió a una conocida suya que le pegara “un cabezazo” a los boinas verdes que la tenían retenida en el suelo.

Detenida por “dos rímeles y dos maquillajes”

Con un tono chulesco ahora dice ser “la supuesta ladrona” – fuentes presenciales han podido confirmar a La Vanguardia que es ella- y que no se llevó ningún perfume como llegó a publicarse en los medios locales. Ella reniega de “colonias baratas”. “Lo único que he cogido son cuatro rímeles de 3,50 euros y dos maquillajes de cinco euros”, reconoce sin ningún reparo. No robó alimentos o productos de primera necesidad.

Desde Mercadona nunca comentaron qué sustrajo esta mujer, simplemente que la seguridad del supermercado le llamó la atención tras detectar algo extraño y enseguida ésta se puso a repartir golpes de forma violenta.

En este nuevo vídeo, que ya ha borrado de su propia cuenta de YouTube pero que continúa disponible en multitud de perfiles, no tiene reparos en afirmar que si hubiera jamones de cinco jotas en el Mercadona habría robado alguno metiéndolo en una funda de guitarra. Siguiendo con ese aire chulesco comenta que el personal de seguridad del supermercado no fue eficiente porque necesitó la ayuda del Ejército, que debido al actual estado de alarma por el coronavirus se encontraba en la zona un grupo de boinas verdes.

“No ha venido el Ejército a por mí, el Ejército estaba merendando fuera y como la Policía tarda mil años en llegar tuvieron que entrar ellos”, relata la mujer. “Cuando estaba en el suelo yo quería pegarle a la de droguería porque me estaba insultando llamándome sinvergüenza. Seguramente no me habría dicho nada si hubiera estado suelta, pero como estaba esposada aprovechó la situación para acercarse a mí e insultarme”.

Carga duramente también contra las “marujas” de su barrio y la gente que la señala por la calle “por haber robado cuatro rímeles”. “Cuando falta comida o algo en mi casa me voy a robar y lo que haga falta. Eso es lo que hay”, sentencia esta supuesta ladrona que está recibiendo duras críticas en YouTube. Los usuarios le recriminan su actitud y, sobre todo, que eligiera como botín cosméticos en lugar de comida.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies