Comentarios en Facebook

1 respuesta

  1. Tessa Madden
    16 enero, 2014

    Un truco muy sencillo para secar los granos o espinillas es tan fácil como aplicarse un poco de pasta de dientes (que no sea líquida) en la zona afectada y dejar que se seque (entre 15 y 20 minutos). Pasado este tiempo se retira la pasta de dientes con abundante agua y se seca cuidadosamente con una toalla. Este truco casero es muy efectivo puesto que la pasta de dientes, cuando se seca, tiende a convertirse en una pasta absorbente de manera que ayuda a eliminar la grasa de los granos contribuyendo a que se sequen más rápidamente y así desaparezcan. Además, se puede aplicar a diario puesto que no es agresivo con el rostro.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio