Paris Green

Paris Green

Paris Green, de 22 años, había conseguido que la condena que tenía que cumplir por asesinato (18 años) fuera en una cárcel para mujeres.

Y es que Paris no nació como Paris, nació como Peter Laing. Es decir, era transexual.

Sin embargo, ahora han tenido que trasladarla a un módulo solo de hombres porque no dejaba de mantener relaciones sexuales con sus compañeras reclusas, a las que al parecer también acosaba.

Las autoridades han dicho, según el Daily Mail, que no se trata de discriminación, sino de controlar una conducta inapropiada en la cárcel. O lo que ellos consideran una conducta inapropiada porque lo puede seguir haciendo en el módulo de hombres.

Allí se reunirá con los otros dos condenados por el mismo asesinato, otros dos jóvenes de 23 y 20 años.