Candice Armstrong

Candice Armstrong se pasó con los esteroides… y así le ha ido, que le ha crecido un pene.

Esta, llamémosla mujer, de 28 años es una adicta al gimnasio y, según publica el Daily Mail británicoquería tener un cuerpo similar al de un hombre culturista para lo que eligió el camino fácil y recurrió a los esteroides para conseguir su objetivo.

Según ella, nunca quiso cambiar completamente su figura y ser un hombre pero dijo que, cuando quiso parar, “ya era demasiado tarde” y se había convertido en un hombre. Incluso de manera inconsciente fue poco a poco comportándose como tal.

Candice se empezó a dar cuenta de que algo estaba cambiando en ella cuando le empezó a salir acné en abundancia, pelo en lugares donde nunca había tenido y… ¡un pene!

Sí. Según ella le empezó a salir un pequeño pene en la zona de su clítoris que según ella creció mucho y tenía la forma de eso, de un pene.