La gran mayoría de las personas no recordamos nuestro primer cumpleaños o los primeros años de nuestras vidas. Sin embargo, hay pocas personas en el mundo que sí tienen esa capacidad.

Rebecca Sharrock es una de ellas. La mujer de 27 años de Brisbane, Australia, tiene lo que se conoce como «memoria autobiográfica altamente superior», una condición que impide que las personas olviden algo y que solo padecen entre 60 y 80 personas en el mundo.

Es así que Rebecca puede recordar cada parte de su vida con vívido detalle, desde sueños de cuando tenía tan solo 18 meses hasta recuerdos con tan solo 12 días de vida.

 

 

Gracias a su condición, Rebecca puede recordar vívidamente cosas de cuando tenía solamente 12 días de vida, como por ejemplo cómo sus padres la colocaron en el asiento de conductor para sacarse una foto y cómo sentía curiosidad sobre el volante y el asiento.

Ella es incapaz de olvidar un día de su vida y puede revivir el pasado con lujo de detalles. Pero su increíble memoria no solo le permite recordar cada día de su vida, sino que es capaz de recitar de memoria cada uno de los libros de Harry Potter.

El valor de los recuerdos

Recuerda también que recibió un juguete de peluche de Minnie Mouse que le daba miedo.

Para Rebecca hay mucho que debemos descubrir sobre el cerebro humano y sobre cómo funciona la memoria, dado que el cerebro es el centro de control de nuestra existencia y las memorias revelan lo que hemos podido experimentar en nuestras vidas.

Una curiosa condición cerebral

Los científicos Parker, Cahill y McGaugh reportaron en 2006 el primer caso conocido de Memoria autobiográfica altamente superior en un participante al que nombraron AJ.

Cuando se le daba una fecha, AJ era capaz de especificar en qué día de la semana había caído y qué había hecho él ese día.

Desde 2006, se han identificado a más personas con esta habilidad, y los científicos han podido identificar diferencias cerebrales estructurales entre personas con esta condición y personas sin ella.

Las personas con Memoria autobiográfica altamente superior no suelen mostrar una memoria excepcional en otros dominios además de la memoria autobiográfica. Pero los científicos vieron diferencias cerebrales como la amplificación de la coherencia del tracto de la sustancia blanca que puede indicar que la transferencia de información entre las regiones neurales se incrementa en los participantes con esta condiciones y que eso puede contribuir a un recuerdo autobiográfico superior.

Se estima que en el mundo hay entre 60 y 80 personas como Rebecca capaz de recordar vívidamente cada parte de sus vidas. Sorprendente, ¿no?