Una invidente debe pagar 28.000 euros a la mujer que tropezó con su perro-guía

La Audiencia Provincial de Cantabria confirmó una sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº4 de Santander que condenó a una mujer invidente al pago de 27.937 euros por los daños sufridos por una viandante que tropezó con su perro-guía.

Entiende la Audiencia que los testimonios de dos personas que caminaban en ambos sentidos por el lugar de los hechos, a la altura de un quiosco, confirman que el animal se paró ante la existencia de periódicos y revistas en la acera que interceptaban su camino por lo que realizó un “movimiento brusco”. Entonces, el perro chocó con la señora y esta cayó. “Tales testimonios son prueba suficiente acerca de la forma en que se produjo la caída, sin que por el contrario exista prueba alguna acerca de una contribución del comportamiento de la víctima al resultado”, indica el fallo.

La Audiencia cree que la dueña del perro debe indemnizar a la víctima a la que hubo que poner una prótesis parcial de cadera.

VN:F [1.9.22_1171]
PUNTUA ESTA NOTICIA!
Votaciones: 0.0/10 (0 votos)


Facebooktwittergoogle_plus