El padre presentó el vídeo como prueba para que le quiten la custodia a la madre por ser un peligro para la vida del bebé.

Este vídeo está poniendo los pelos de punta a los usuarios de YouTube.

No es muy habitual que una mujer en avanzado estado de gestación se dé martillazos con su propio vientre.

Según el Daily Mail, se trata de Heather Thorpe, una estadounidense de 24 años, que no tuvo otra ocurrencia que golpearse el vientre para demostrar lo resistente que iba a ser su hijo.

Pese a las impactantes imágenes, el niño nació sin daño alguno pese a que realizó esta demostración pocas semanas antes de dar a luz.

Está claro que el vientre materno es un air-bag natural que protege, y de qué manera, a los no-natos. De hecho, el vídeo fue grabado hace un año, pero ha sido dado a conocer a la opinión pública por la ex pareja de la inconsciente madre tras enviarlo a la Policía. “Le pregunté qué estaba haciendo pero ella me dijo que dejara de exagerar”, contó el hombre.

El padre del niño presentó el vídeo como evidencia para que le quiten la custodia a la madre, ya que asegura que la mujer es un peligro para su vida. Lo curioso del caso es que las autoridades no vieron delito alguno en liarse a martillazos con el bebé.