Louis Corbett durante el partido de los Boston Celtics

Louis Corbett durante el partido de los Boston Celtics

Louis Corbertt es un niño de Nueva Zelanda que está perdiendo la vista como consecuencia de una enfermedad conocida como retinosis pigmentaria. El pequeño tiene solo doce años pero los médicos ya han advertido que sus problemas de vista están creciendo de manera imparable. 

Solo durante el año pasado su visión se vio reducida un 50%. Ante esta dura situación, sus padres le preguntaron qué lugares del mundo le gustaría visitar antes de perder la vista por completo.

El niño hizo una lista con todos los lugares que quería visitar: las cataratas del Niágara, el Empire State, el edificio de Google en California… Tenían muchos lugares a los que ir, por lo que un empresario de Boston que conocía la historia decidió donar a la familia una gran cantidad de dinero.

De momento, Louis Corbett ha cumplido uno de sus mayores sueños:  ir a ver un partido de los Boston Celtics, su equipo preferido de la NBA.