mapache arrancapenes

Alexander Kirilov, un ruso de 44 años, estaba pasando el fin de semana con sus amigos, se emborrachó y se le ocurrió que sería divertido penetrar a un mapache.

Sin embargo el animal, asustado, saltó sobre el agresor y le asestó una dentellada en el pene, según publicó el diario británico The Sun.

“Cuando vi el mapache pensé en pasar un buen rato”, declaró Alexander a los cirujanos moscovitas que se quedaron sorprendidos cuando vieron la calamidad.

La curiosa noticia ha dado pie a varias páginas en redes sociales como Facebook en las que hay grupos de ‘El mapache arrancapenes‘ o ‘Señores que intentan violar a un mapache y se convierten en señoras‘.