baz

Los parecidos razonables con personas famosas o históricas pueden jugar una mala pasada. Pero nunca nadie se imaginó que este hecho se podría trasladar al mundo animal.

Y es que un gato ha perdido un ojo después de que le propinaran una brutal paliza debido a su parecido -algo discutible- con el dictador Adolf Hitler. Baz, un felino de siete años, fue trasladado al hospital después de que la peculiar mancha negra que tiene bajo su nariz le jugara una mala pasada.

Baz desapareció de casa y fue encontrado por un vecino en un cubo de basura gravemente herido. Según cuenta el portal de noticias SWS, Kirsty Sparrow, dueña del animal, trasladó al veterinario de inmediato a su mascota, pero su ojo izquierdo estaba tan dañado que ya nada se pudo hacer por él.

Sparrow dice no entender el por qué del ataque, ya que su gato es «tímido» y «amable» y asegura sentirse muy asustada porque cree que su mascota está siendo víctima de las agresiones de un grupo de jóvenes de su barrio.