Brian Zembic

Fueron el resultado de una apuesta absurda que le hizo ganar 100.000 dólares hace 17 años. El británico se puso pechos y ahora está tan a gusto con ellos que se niega a quitárselos, según recoge el diario Daily Mail.

Sr. Zembic, jugador y mago de profesión que reside en Nevada, se puso pechos en 1996 y aceptó la apuesta de un amigo que le retó a mantener los implantes un año. No solo eso, el británico se encontraba tan a gusto con sus pechos que ha decidido mantenerlos hasta el día de hoy pese a que el reto finalizó hace 17 años. Sr. Zembic explicó recientemente a Inside Edition por qué mantiene sus pechos: Se encuentra bien y ya no puede vivir sin ellos.”Es una parte de mi vida!, asegura, “es enfermizo pero es así”. Zembic reflexiona sobre como sería quitarse los implantes: “Mis pezones parecería calcetines mojados y eso es lo que más miedo me da”.