Una pareja de origen asiático ha sobrevivido de forma milagrosa a la caída de un gigantesco container sobre ellos. Ambos han sufrido cortes y magulladuras, pero nada grave. Las imágenes hablan por sí solas.

Una mujer saca sus mano para que los bomberos sepan que está bien.

Una mujer saca sus mano para que los bomberos sepan que está bien.

Los bomberos no salen de su asombro, sobre todo después de pasar horas intentando sacar de un completo amasijo de hierros a una apareja asiática que ha sobrevivido a la caída de un container sobre su coche. El suceso ha ocurrido en Qindago, en el este de China, cuando en la carretera un gran camión que transportaba grandes contenedores lanzó accidentalmente la carga sobre el turismo. 100 toneladas de peso cayeron sobre la pareja, que con apenas 60 centímetros de espacio, sobrevivieron durante horas hasta la llegada de los bomberos.

Para demostrar que seguían bien y con vida, la mujer conductora puso ‘pulgares arriba’ por el hueco del destrozado vehículo, lo que devolvió la esperanza a los equipos de rescate, que se emplearon a fondo para  sacar a la pareja. Fueron llevados al hospital más cercano con heridas y magulladuras leves, siendo atendidos de forma más exhaustiva por el shock del accidente.