Un hombre estaba discutiendo con su pareja y amenazando con suicidarse. Parece que iba en serio puesto que llevaba una granada y una pistola para tal efecto pero como pasa con estas cosas… nunca piensas que alguien sea realmente capaz de hacer algo así.

Vino la policía para intentar evitar el suceso y al parecer lo empeoró. Cuando el agente de policía se llevó a la novia el chico se pego un tiro, no sin antes haber quitado la anilla a la bomba y haberse lanzado sobre ella. El resultado así como los gritos de la mujer ponen los pelos de punta.

Ocurrió en Rusia