candycrushrehabilationcenter

 

Una mujer de 45 años ha sido condenada a pasar 12 semanas en prisión por robar a su madre 1.000 libras (1.260 euros) para poder pasar niveles en «Candy Crush».

Sally-Anne Turner era la ciudadora de su madre enferma. La mujer tuvo acceso a la cuenta de su madre gracias a su papel de cuidadora. Pero abusó de la confianza de su madre y utilizó el dinero para jugar a Candy Crush, que tiene compras in-apps por vidas, movimientos extras o comodines

The Daily Mail relata el caso. Turner ha admitido su culpa en el cargo de fraude al abusar de su posición. La madre empezó a sospechar de su hija cuando se percató que faltaba dinero en su cuenta bancaria. Pronto, descubrió que le había sustraído sin su autorización las 1.000 libras entre febrero de 2012 y enero de 2014.

El abogado de Turner señaló que su cliente se había convertido en una adicta a Candy Crush y otros juegos online, y que las cosas se habían «salido de control».

El tribunal la ha sentenciado a 12 semanas de cárcel, será suspendida de su condición de cuidadora y deberá respetar un toque de queda, por lo que no podrá salir de casa entre las 20:00 horas y las 6:00 durante tres meses.

Su abogado señala que la mujer ya ha hecho las paces con su madre y que ya no es una jugadora online. Las compras in-app del juego generan muchos ingresos a la empresa. Se estima que King, la productora de Candy Crush, ingresó por estas compras 376 millones de euros sólo en el último trimestre de 2013.