Si te crees bueno jugando al billar, después de ver este vídeo te des cuenta de que simplemente eres una mierda pinchada en un palo.