dirk el pinguino

Los jóvenes dejaron al animal en un riachuelo, «para ver si volvía al mar por sus propios medios», al día siguiente, cuando despertaron de su borrachera y lo descubrieron en su casa

Dos jóvenes británicos han sido multados con mil dólares cada uno por llevarse a Dirk, un pequeño pingüino del parque Sea World de Brisbane, en la costa de Queensland (Australia), informa la cadena británica BBC.

Rhys Owen Jones, exsoldado de 21 años, y Keri Mules, albañil de 20, reconocieron su culpabilidad en el robo del animal, pero aseguraron no recordar nada más allá de lo que ocurrió en la fiesta a la que acudieron invitados por un amigo y donde bebieron grandes cantidades de alcohol.

Durante el proceso judicial, sin embargo, quedó probado que los chicos primero se metieron a nadar con los delfines, luego arrancaron un extintor y se lo tiraron a los tiburones y, finalmente, raptaron al pequeño Dirk.

«Cuando despertamos nos dimos cuenta de que teníamos un pingüino en casa. Le dimos de comer al animal, lo refrescamos en la ducha y lo dejamos en un riachuelo cercano para ver si así llegaba por sus propios medios al mar», relataron Jones y Mules, detalla el diario The Australian. Los hechos ocurrieron el 14 de abril.