Swetlana Maslowskaya
La modelo Swetlana Maslowskaya, de 32 años, es una de las conejitas de Playboy que tuvo un amante de uno de los magnates cerveceros y octogenarios, Bruno H. Schubert, que le hacía muy buenos regalos. Más de un millón de euros que se gastó el abuelo en su novia sexy, dos millones y medio según el Daily Mail. Pero no es oro todo lo que reluce y es que a esta chica se le olvidó declarar los regalos de su hombre a Hacienda y ha sido condenada a prisión.

Maslowskaya conoció al magnate después de aparecer en la revista Playboy en el año 2002. Los regalos incrementaban su precio en cada encuentro de la pareja hasta que tras tres años de relación el hombre se fue con otra. Tras la muerte de Bruno, la modelo se deshizo de todas las propiedades inmobiliarias y regalos que le había hecho su ex, quedando destapados más de 500.000 euros en impuestos al Estado alemán. Coches, joyas e incluso un apartamento le regaló el magnate a la modelo.

La conejita de Playboy ha sido condenada a cárcel por defraudar a Hacienda de tres meses a un año. Swetlana está recibiendo múltiples muestras de apoyo además de una oferta para publicar nuevas fotos de la chica y un reportaje sobre su experiencia con el papeleo fiscal.