T-Mobile accedió finalmente a clausurar la cuenta, a instancias de la viuda, y alegó «problemas en el proceso automático»Logra cancelar el contrato del móvil tras mostrar en la tienda las cenizas del marido

Cancelar un contrato con una empresa de telefonía móvil -el único matrimonio «para toda la vida» que parece quedar- ha conocido un nuevo récord en la ciudad de Cardiff. Según informa «The Telegraph» una mujer viuda logró cancelar el de su esposo muerto solo después de acudir a la tienda con las cenizas de su marido.

Maria Raybould, de 56 años, tomó la drástica decisión después de recibir varios avisos instándole a pagar las últimas mensualidades del móvil de su marido, muerto por cáncer. Pese a que la viuda explicó a la poderosa empresa T-Mobile las circunstancias, y les mostró el certificado de defunción y la factura del funeral, la firma se negó a cerrar el contrato.

Finalmente, la señora Raybould acudió a la tienda de T-Mobile «con todo lo que pude encontrar de mi esposo», y se enfrentó con el personal. «Les mostré todas las facturas y papeles, y les llevé incluso las cenizas de mi marido; después les dije: tienen 20 minutos para cerrar el asunto, salí a la calle y sufrí un ataque de pánico», declaró a «The Telegraph» Maria Raybould. Al regresar, la encargada de la tienda le dijo que había hablado con el gerente, y que «todo estaba arreglado y que el contrato se iba a anular».

Aún así, la empresa volvió a enviarle más cartas advirtiéndole que debía pagar las mensualidades o los gastos de cancelación de la cuenta. Pasaron varios meses hasta que, por fin, T-Mobile admitió que se habían producido «errores en el proceso automático de cancelación, que derivaron en el envío de las cartas».