Una mujer reacciona así cuando, tras sentarse en la taza del váter, se encuentra con una terrible sorpresa al empezar a orinar…