sonrisa ronaldinho

La sonrisa más popular del fútbol, y no por su belleza precisamente, ha pasado a mejor vida. Ronaldinho se ha gastado ni más ni menos que 50.000 euros en dos tratamientos dentales para sanear las encías y cubrir con cerámica el desgaste de su dentadura.

El jugador se sometió a dos procedimientos para poder sonreír tranquilamente: primero se operó las encías y después se colocó unas prótesis de porcelana en diez de sus dientes, aquellos que estaban más gastados. «Lo mejor de todo es poder mirarme al espejo y sentirme bien», confesó un Ronaldinho que hasta ahora nunca había querido arreglar su dentura porque la consideraba una de sus señas de identidad.

«Se ha corregido la forma, el color y el aspecto de los dientes. Todo ha ido bien, sólo ha querido enmascarar un pequeño problema estético», ha declarado a Roberto de Assís al diarioO Globo.