La reacción del gato en el hogar familiar de los heridos fue brutal, según su propio relato a News10./News10

La reacción del gato en el hogar familiar de los heridos fue brutal, según su propio relato a News10./News10

La mascota familiar “enloqueció” e hizo falta una dotación de bomberos para reducirlo y meterlo en una jaula. Sus dueños no logran explicar qué disparó su enfado, pero el caso es que estas tres personas, todos miembros de una misma familia de Roseville, en Californiafueron hospitalizados el martes pasado después de que su gato de un año y medio los atacara salvajemente.

El gatito llamado Khat llevaba más de un año con su familia adoptiva y siempre se había mostrado como una criatura dulce y plácida, pero algo provocó que arañara en la cara a la hermana de su dueña así como también hirió a su madre y hermano en los brazos y las piernas, informó el sitio News10.

“El gato corrió y saltó hacia su pierna. Era como si estuviese adherido a ella”, expresó la dueña del animal, quien pidió no ser mencionada. “Nunca fue un animal agresivo o malo, simplemente enloqueció”, aseguró la joven, quien tuvo que llamar a la Policía de Roseville.

Pero en la comisaría derivaron el caso al refugio de animales local, que estaba cerrado ese día. Por eso acudió una dotación de bomberos, que se encontró con una familia ensangrentada y un gato en estado iracundo. “Fue la primera vez que nos pasó. Tratamos de reducir al animal, pero no pudimos. Atacó la bota de uno de los bomberos y no paraba de chillar”, relató impresionado Derek Carey, el Jefe del departamento.