El juez Castro ha ordenado la inmediata investigación por parte de la Policía del usuario de la red de streaming Wouzee que grabó con su móvil la declaración de la infanta. En dicha plataforma se ha colgado un vídeo con más de cinco minutos de la declaración de la infanta Cristina ante el juez del caso Nóos.

Los móviles y las reproducciones estaban prohibidas en la sala, pero uno de los asistentes escapó al control policial pudiendo grabar parte del interrogatorio.

En el vídeo, grabado a escondidas y con la imagen vibrando, se puede ver a la infanta Cristina por detrás, respondiendo con múltiples evasivas a las preguntas del juez, mientras de fondo se escuchan las protestas de los ciudadanos.