William Knight

William Knight, un ciudadano de Indiana de 49 años, ni imaginaba el trágico destino que le aguardaba nada más pasar por el altar. A las pocas horas de haber dado el sí quiero, y cuando se dirigía con su recién estrenada esposa al hotel donde iba a pasar su noche de bodas, falleció atropellado. Nikki, su mujer, pasó de casada a viuda en solo unas horas.

El fatal suceso ocurrió cuando él y su esposa se pararon en la carretera a socorrer a una conductora cuyo coche se había salido de la vía.

Mientras Nikki se quedó esperándole en el camión en el que ambos se dirigían a un hotel, él bajó a ayudarla. En ese momento tres coches a toda velocidad arrollaron a ambos, causándoles la muerte instantánea.

Nikki bajó del camión y vio la trágica escena. “Pasé de un ser una recién casada a una viuda en unas horas”, dijo al Chicago Sun.

Los conductores implicados detuvieron los coches. No se han presentado cargos contra ellos.