Parece mentira que una cosa que nos gusta tanto, como es el sexo, visto tan de cerca parece tan desagradable y asqueroso.

Como hoy en día todo el mundo es mas curioso que un gato, ciertas personas pensaron: ¿Por qué no introducimos una microcámara en el interior de la vagina de una mujer y que un hombre le realice el sexo sin protección para ver como se produce la eyaculación vista desde dentro?

Pues dicho y hecho, a continuación os dejo el vídeo que lógicamente es para mayores de 18.