El joven de 22 años sufría una enfermedad crónica que le provocaba que se acumularan los excrementos en el intestino. Los médicos decidieron extirparle 76 centímentros de intestino para acabar con el hinchazón de 13 kilos.

Los médicos del hospital de Shanghai, en China, donde se ha operado al paciente, aseguran que están anonadados por el este caso tan peculiar. “Parecía que podría explotar en cualquier momento“, ha asegurado Yin Lu, doctor del hospital, según el diario ‘Metro’.

El hinchazón del intestino está provocado por una enfermedad crónica que sufre el paciente de 22 años. Las pruebas médicas confirmaron que el joven tenía acumulado meses o incluso años de heces.

A pesar de que el joven ya había tomado numerosos medicamentos para el estreñimiento, la única solución para acabar con el problema fue la intervención. Tras la operación, el paciente se recupera en el hospital mientras los médicos investigan si la causa de la acumulación de excrementos es la falta de unos nervios en los músculos del colon.