Un hombre brasileño ha tenido que ser operado con urgencia para extraerle un pez anguila que se había instalado vivo en su intestino. Según ha informado el diario Daily Mail, el pez fue a parar a su intestino después de que él mismo se lo introdujera por el ano. 

Tras esta peculiar decisión, el hombre tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Universitario de Londrina (Brasil), donde los médicos le extrajeron la anguila de 60 cm de longitud, según detalla el informe redactado por los médicos.

El pez, que aún estaba vivo tras la intervención, fue sacrificado después de ser extraído del intestino del hombre. 

Varios de los médicos que entraron al quirófano grabaron la operación con sus teléfonos móviles, por lo que el caso se ha hecho viral y ha causado bastante polémica.

Por su parte, el hombre (que no ha sido identificado) ha logrado recuperarse con éxito de la operación y ha asegurado que tiene intención de demandar al personal sanitario del hospital que grabó en vídeo la intervención quirúrgica. Además, durante el vídeo que se ha difundido por internet se puede apreciar como los médicos ser ríen y se burlan mientras operan al paciente, así como sacan fotos con su teléfono móvil.