No sabemos si la temeridad de enjaularse bajo el agua rodeado de tiburones es, precisamente eso, una temeridad, o hay más detrás de estas imágenes que se están haciendo virales en las últimas horas pero lo cierto es que, a primera vista, todo parece bastante real e impactante.

El susto lo habría vivido en primera persona una estrella del porno Molly Cavalli, que protagonizaba una original sesión de fotos para el canal de webcam femenino Camsoda, responsable también de la grabación del tremendo vídeo. Y es que en él, se ve como la chica se sumerge en el agua el interior de una jaula y ataviada únicamente con un bañador blanco que termina en forma de tanga.

 

Todo parece ir más o menos bien hasta que en las imágenes se aprecia como Cavalli es supuestamente atacada por uno de los tiburones que encuentra suficiente espacio entre los barrotes para morder el tobillo y el pie de la chica, que rota de dolor se impulsa hacia arriba donde es rescatada por la embarcación donde estaba el resto del equipo.

Automáticamente se ve como el agua queda cubierta del color rojo de su sangre y se aprecia en las imágenes los lloros de la modelo por una profunda herida que, insistimos, a juzgar siempre por las imágenes no parece que tenga muy buena pinta. Si formaba parte del riesgo de la sesión fotográfica queda claro que la cosa no salió nada bien, y que deberán revisar la tecnología usada para esta inmersión.

No obstante, y a pesar de que las imágenes se están haciendo muy virales, no son pocas las voces que señalan que todo podría ser un montaje comercial de la marca Camsoda para atraer a nuevos usuarios.