La vivienda donde se halló las pruebas de pederastia – POLICIA NACIONAL

La vivienda donde se halló las pruebas de pederastia – POLICIA NACIONAL

Un presunto ladrón ha ayudado a la policía de Jaén a detener a un pederasta. Según informa el Cuerpo Nacional de Policía, el asaltante entró a un domicilio ajeno y se encontró con un material muy sensible: cintas de vídeo que recogían agresiones sexuales a niños de 10 años.

El caco se vio obligado a llamar al 091 para informar de que había dejado debajo de un coche una nota con la dirección de un pederasta y tres cintas de vídeo. Cuando la policía acudió al lugar de los hechos, encontró el material junto a una nota: “He tenido la desgracia de que han caído las cintas en mis manos y me veo en la obligación de presentarlas dejando que ustedes hagan su trabajo y puedan meter a ese… en la cárcel de por vida”.

Los investigadores identificaron al autor de las grabaciones, que es un entrenador de fútbol-sala. Este sujeto se ganaba la confianza de los niños en las instalaciones deportivas en las que trabajaba y les convencía para ver juntos películas de contenido pornográfico. Posteriormente, incitaba a los pequeños a masturbarse y finalmente abusaba sexualmente de ellos. Cuatro de sus víctimas han sido ya identificadas, entre ellas un menor de 16 años que llevaba seis años sufriendo estas prácticas.

Al parecer, el detenido denunció un robo en su domicilio nueve días antes. En esta denuncia indicaba que le robaron pequeños electrodomésticos, pero no mencionó las cintas ni la cámara. Por ello la policía cree que es el autor de este robo la persona que le delató.