candado castidad

Lo de los cinturones y candados de castidad, que tan lejano nos parece en el tiempo, sigue haciéndose aunque nos parezca mentira.

O al menos una versión ‘chapucera’ de estos hábitos medievales.

Una mujer de 25 años ha denunciado en México a su pareja (un hombre de 40 años) por colocarle un candado de castidad cuando salía a trabajar para evitar que tuviera relaciones con otros hombres.

La víctima de esta práctica se decidió a denunciarlo después de 10 años soportándo esta vejación pero, según informa El Universal, la mujer acudió a la Policía después de que el candado le impidiera hacer sus necesidades.

Los agentes detuvieron al agresor, que salió libre a las pocas horas después de pagar una fianza y firmar después un documento con el compromiso de no volver a hacerlo.